mana_lovefestival_2018_6

Tazacorte, 29 de julio – ¡Y llegaron ellos, y reventaron el Isla Bonita Love Festival!. Maná, la banda más grande del rock latino de todos los tiempos, hicieron corear a las 15.000 voces presentes en el macroconcierto celebrado este sábado en el recinto del puerto de Tazacorte.

Todos y cada uno de sus temas fueron cantados por los miles de fans de la banda. Desde el primer tema “Manda una señal”, el público ya se entregó por completo a los mexicanos, y es que el espectáculo no había hecho nada mas que empezar. Siguieron canciones ya consideradas “de siempre”: “Labios compartidos”, “Mariposa traicionera”, “Cuando los angeles lloran”,  “Vivir sin aire”… y así uno a uno de los éxitos que han hecho que Maná sea el grupo de rock latino más laureado de todos los tiempos.

Fher Olvera dijo estar agradecido de volver a actuar en la isla de La Palma, pero esta vez dentro del mayor concierto jamás organizado en la Isla Bonita. Y es que los mexicanos “vendieron” todas las localidades disponibles. En el recinto del concierto habían seguidores llegados desde cualquier rincón de las Islas Canarias y de la Península.

Con una cuidada puesta en escena y un sonido propio de los más grandes, el espectáculo de Maná en La Palma será difícil de olvidar. Su alegato por la concienciación global quedó patente en diferentes momentos del concierto, una trayectoria en defensa del medio ambiente que desde siempre ha caracterizado a la banda mexicana. “Tienen unos hermosos bosques -dijo Fher, en alusión a La Palma-, no dejen que nadie se los quite. No son de los políticos ni de las industrias; son patrimonio global, de todos”; remarcó el artista.

También hubo momentos para hablar de tolerancia, de luchas por la igualdad, y de luchas por combatir las diferencias sociales. Y es que Maná tiene entre su repertorio de las mejores letras que pueden servir para combatir cada una de las luchas, no solo por su especial sensibilidad, sino también por los años de éxitos que acumulan los de Guadalajara. Fruto de esa labor de sensibilización, Maná recibió en 2003 el título de Embajadores de Buena Voluntad de la Organización de Naciones Unidas.

Uno de los puntos álgidos del concierto fue cuando el vocalista Fher invitó a subirse a dos jóvenes palmeras para que les acompañaran a cantar uno de los temas más antiguos de la banda: “Como dueles en los labios”.

La calidad musical de cada uno de sus componentes es otro de los signos que identifican a Maná. Los fans tuvieron su merecida recompensa ante un sólo de más de cinco minutos del batería Álex “El Animal” González.

“En el muelle de San Blás”, todo un himno y un canto al amor y el desamor, hizo las delicias del público, para finalizar con otros de los éxitos más movidos como “Clavado en un bar” y “Oye mi amor”.

Todo un apoteosis de concierto; nadie de las 15.000 almas presentes se quiso ir hasta el final, y aún así continuaban esperando… quizás más o disfrutando del grandioso momento musical vivido. Tras la espera, Maná regresa al escenario para hacer un bis, y como no podía ser de otra forma el tema escogido fue “Rayando el  Sol”, en el que Fher improvisa y termina coreando el que puede ser el lema de este macroconcierto del Love Festival: “Gracias por el amor, gracias por el amor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *