DSC_6253

Con un sonido brutal y una trabajada iluminación la banda glam ya forma parte de la historia de este evento.

21 de julio 2019.- Cuando hablas de Olvido Gara, Alaska, sabes que estás ante una de las grandes musas de la música, de esas que marcaron  y aún siguen marcando tendencias. Ahora con Fangoria y antes con Dinarama, y sobre todo con Los Pegamoides de principios de los ochenta, sus pegadizos ritmos y extrovertidas letras son el sello inconfundible de la artista mexicana y su inseparable Nacho Canut.

Y es que el pop-funky de Fangoria ya forma parte de la historia del Isla Bonita Love Festival. Con un sonido brutal y una trabajada iluminación, la formación madrileña no defraudó a sus incondicionales que coreaban desde el primer instante todas y cada una de las letras de la banda.

La música sintetizada se apoderó de las almas del Love que ennerviadas bailaban al ritmo de los bajos, en una ambientación gótica que caracteriza la puesta en escena de Fangoria y que tan bien le queda a la consagrada Alaska.

El Isla Bonita Love Festival ofrece músicas para todas las edades, y este es el caso de Fangoria y de aquellos que desde los ochenta vieron en la artista mexicana una transgresión de todas las normas, las musicales pero también las sociales. Por eso Fangoria continúa llenando los espacios en los que actúa, porque supone en ocasiones la renovación espiritual musical de muchos de sus fans.

Temas como «Dramas y comedias», «Espectacular», «¿De qué me culpas?…. y otros propios de la banda sonaron en el recinto de conciertos del puerto de Tazacorte; pero también lo hicieron los ya clásicos como «¿A quien le importan?», himno del Día del Orgullo que desde hace más de 20 años se celebra en Madrid, y que se ha convertido en uno de los íconos musicales de toda una generación de personas de los colectivos LGTBi.

Alaska que dijo sentirse muy a gusto con formar parte del cartel de artistas que participan en el Isla Bonita LOVE Festival, dijo sobre el escenario que su tarjeta de presentación en este evento, eran sus propias canciones, las cuales aglutinan gran parte de las reivindicaciones que sirven de base para este evento en pro de la visualización de la condición sexual de cada persona.

El poderoso directo de Fangoria adelantaba el fin de la presente edición del Love Festival, haciendo «mover el esqueleto» a las miles de personas que aún permanecían en el macro concierto de más de nueve horas de duración.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *